viernes, 17 de junio de 2016

One thousand miles.

Todavía recuerdo cuando empecé esto. Lo solté después de un Fuck, I Love You que me parecía que no encajaba con mi pensamiento de aquella época. Pretendía hacer un libro entero llamado Stars Will Shine Intensely. Realmente si me hubiera salido, me hubieran acusado un poco de plagio. Pero bueno.
¿No es emocionante ver cuándo algo que tú has creado va moldeándose y creciendo? Pues así me siento yo con mi blog. Sigo escribiendo mierda de vez en cuando, intento que sea bastante de vez en cuando, y lo sigue visitando gente, que ya no es solo el hacker de Atlanta, que ahora está en Reino Unido o Rusia. Y a ver, para llegar a mil, tampoco debió ser solo Lady Luna la que me visitó (que por cierto, aprovecho para saludarla :D)
¡Gracias! No sé, es como una cifra tan insignificante, tan 'un día malo' para tantos blogs. Pero me siento especial. Mil veces se ha visitado mis escritos... Estoy emocionado =)

El blog empezó en 2013. En aquellos tiempos yo había terminado tercero de la ESO, iba a empezar mi segundo verano junto a esa peña llamada LosVergüenza.es y seguía enamorado de la que entonces era mi ex, y como un Ted Mosby de la vida estaba seguro de que era la persona a la que debía querer siempre y tal y cual.
Ahora es 2016. He terminado Selectividad, y dentro de poco viviré en Sevilla. Además, por suerte o por desgracia, no estoy perdidamente enamorado de nadie, y eso no está tan mal como creía. Me he dado cuenta que me da miedo el ritmo frenético al que, día a día, va cambiando mi vida. Pero lo llevo bien... a veces.

Mientras escucho Bullit, una de las canciones más bonitas que he escuchado, y mientras pienso todo lo que me ha llevado hasta aquí. Siempre lo digo, como si fuera famoso, nunca esperaba vivir lo que he vivido desde que en 2010 me enamorara por primera vez. Pero no me quiero poner sentimental, hoy no.
Es día de celebración, porque cuando envíe esta entrada, serán cuatro cifras de visitas. Es un momento especial, joder. Y estoy contentísimo, porque esto es simplemente mi mierda; escribo lo que siento, y hay gente que se interesa.

Este blog siempre será la obra de un chico al que le encantaba recordar. Nada más.
¡Gracias por todo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario