jueves, 13 de noviembre de 2014

Beat It. Surpass It. F&/*@ it.

Sé que es duro.
Infierno en la vida.
Sé que no te lo esperabas. Ni lo imaginabas.

Tu mundo se desmorona. Pierdes a esa persona. Pierdes a muchísimos amigos. Un grupo entero. Se van. Los saludas, si. Pero ya no es lo mismo.
Y lloras. Y lloras y ni siquiera sabes por qué. Y lloras porque, sin pensarlo, has perdido muchísimo más que el contacto de algunos amigos. Has perdido tu vida. Tu identidad.

Pero no te preocupes.
No te hagas más daño.
Mañana. Mañana levántate y busca. Busca más, busca mejor y busca como nunca antes has buscado.
Busca cariño, amigos, gente, música, diversión, gusto, vida.
No pares. No pares nunca.
Si lo haces, será demasiado tarde.

¿Que vuelve? Que vuelva. Tu vida no se basa en rechazarles, tu vida no se basa en odiarles por naturaleza. Tu vida se basa en buen rollo, en conocer gente y en construir recuerdos.
Tu vida es tu vida, y tú mismo decides lo que quieres con ella.
Y, un día te despertarás. Como te despertaste aquel primer día. Pero no serás el mismo. Eres otra persona.

Quiérete, porque es lo que mereces. No te hagas querer, quiérete y que los demás, si no te quieren, rabien por hacerlo.
No creas en cuentos de hadas, en milagros. No creas. Ya no es hora. Descubriste el por qué.
Piensa en lo bueno. Recuerda lo bueno. Nunca envidies, no seas rencoroso, no tengas nada guardado. Suéltalo.
Eres el dueño de tu cuerpo, de tu alma, de todo. Y aquel día que te despertaste y no quisiste vivir, que pensaste en lo bonito que sería dejar este mundo. Aquel día uno, que te levantaste en un charco de lágrimas y no saliste. Ese es el día más triste de tu vida. ¡Qué digo! EL DÍA TRISTE DE TU VIDA. Y ni uno más.

No será fácil. Te aseguro que no. Pero con las personas adecuadas, haciendo lo que quieres, sin complicaciones... se te hará un camino más llevadero.
Nunca es fácil caminar un camino pedregoso. Asfáltalo con tus acciones. Hazte feliz, nunca dejes de sonreír, ni aquel día donde no haya motivo.
Si la vida es corta, haz que la tuya sea una carcajada.

Simplemente vive. Vive como nunca lo hiciste por estar amarrado, por estar encarcelado en el amor. Y un día, te aseguro que te despertarás, y llorarás. Pero de alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario