sábado, 11 de enero de 2014

Platonics!

(NOTA ANTES DE EMPEZAR: Esta entrada está basada en la teoría de la serie 'Cómo Conocí A Vuestra Madre', la cual dice que si hay una posibilidad de que en 20 minutos puedas besar a la otra persona, significa que sois 'platónicos' (platonics en la versión inglesa). Dicho ésto, empecemos :D)

Corre.
Vuela.
Los coches frenan en seco, ¡por muy poco!
Sigue.
Sigue, joder.
Cruza la calle.
¡Corre!
Si se pone en rojo vas a pasar igual.
Estás más cerca.
Sigue.
Busca.
Otea.
Ahora.
Ahí está.
Llama.
No.
¿Para qué?
No llames.
Abre.
Entra.
Sigue.
¡Vamos, falta poco!
Ahí está la puerta.
A ver... pelo, ropa, aspecto... Todo parece bien.
Toquecitos pequeños, sin parecer desesperado.
¡Venga!
¡¡Ha abierto!!
-Tengo que decirte algo...-éso es, vamos bien-mi vida estaría incompleta si tú no fueras parte de ella. Te quiero.-¡venga, termina!-eres la persona más perfecta que he conocido, lo tienes todo y sé que no te gustaría estar con alguien como yo, pero...-.
En una palabra.
¡Conseguido!
13 minutos, te ha sobrado y todo.
Estás ahí. Y te va a besar.
Yo te recomendaría que le devolvieses ese beso.
Pero vamos, yo solo soy tu corazón.
Cada frase.
Cada palabra.
Ha sido un latido.
Ahora ésto.
Acelera.
Porque estás.
A punto de...
:D

Y para que no se pregunte, no es el principio de ninguna historia, es una entrada como aparte de todas las historias y relatos habituales, espero que os haya gustado :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario