miércoles, 31 de julio de 2013

Más que amigos

No paro de recibir el mismo mensaje.
Siempre lo mismo.
Sí, te quiero.
Desde hace mucho tiempo, te quiero.
Se podría decir con toda la razón del mundo que estoy enamorado de ti.
¿Y tú? Ni pasas ni no pasas de mí.
Me dejas colgando de un hilo.
Llevo dos días llorando por culpa tuya.
Estoy triste.
Me siento frustrado.
Todo en ti me gusta.
¿Por qué, mundo? ¿Por qué me dejaste tan triste destino? El de enamorarme de la persona equivocada...
Siempre pienso igual.
El por qué. Siempre pienso en el por qué.
Maldito el día en que tu mirada y tu sonrisa me encandilaron eternamente.
Maldito el día, y todos los días, en los que me vuelvo a enamorar de ti.
Llego a mi cuarto y lloro, mientras otra llamada.
Lo cojo, y solo escucho "como amigo, como amigo" con una vocecilla macabra en mi cabeza.
Cuelgo al instante. No sé ni quién es.
Estoy muy mal.
No aguanto este dolor.
Dejo de respirar con frecuencia. Alucinaciones en mi cabeza.
Estoy llorando, estoy en el suelo, drogado para que el dolor pase.
Y no pasa.
Solo veo las palabras 'como amigo' en el paisaje.
Sé que es una alucinación a causa del LSD, pero me duele.
Me duele por dentro y por fuera.
Estoy tirado en mi cuarto.
He perdido el conocimiento.
Te quiero.
Por jodido que sea, te quiero.
AMIGO, AMIGO, AMIGO.
Solo éso retumba en mi cabeza.
¿Por qué'
No lo entiendo.
Estoy confuso.
Duermo...
¿Para siempre?
Eso creo.
Ojalá.
Mañana me levantaré con los ojos entreabiertos.
Despeinado.
En mi cuarto tirado.
Y llegará otra vez a mi cabeza:

"SOLO TE QUIERE COMO AMIGO".

No hay comentarios:

Publicar un comentario